El robot KLS a la medida de su farmacia

Siempre hay espacio suficiente para KLS

¡Garantizado!

Debido a la forma de construcción del robot KLS, se puede instalar casi en cualquier sitio donde es posible instalar cualquier otro sistema y, además, en algunos lugares donde otros sistemas no se pueden instalar, como por ejemplo en sótanos o primeras plantas donde no se suele disponer de una habitación con gran altura.

En estos casos, KLS aprovecha la anchura y la profundidad para compensar la poca altura. De esta forma, con únicamente 1,80 m de altura se puede conseguir almacenar hasta 18.000 medicamentos/cajas.

Con ello no sólo se consigue más espacio para la zona de venta, sino que la atmósfera tranquila no se ve alterada por la instalación. Además, se dispone de más área para oficina y libertad creativa en la zona de venta.

 
 

KLS se compromete a utilizar estos datos únicamente para esta consulta. Más información

WordPress Video Lightbox Plugin
Llamar
Mapa